Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Constancia

Cómo los objetos se perciben como iguales pese a las diferencias en la iluminación

Pero como también los objetos fijos producen, por variaciones de la iluminación, la distancia o la perspectiva, unas imágenes retinianas de distintas formas, tamaños y distribución de luminosidad, deben existir mecanismos que a pesar de todo identifican estos objetos y sus propiedades, percibiéndolos como constantes. No se puede aclarar el sistema de funcionamiento de la percepción con un único y sencillo principio. Precisamente aparentes resultados fallidos ofrecen la posibilidad de analizar los modos de obrar y objetivos de la percepción.

Luminosidad

Luminosidad

La percepción de la luminosidad del campo gris depende del entorno: con un entorno claro aparece un gris más oscuro mientras que con un entorno oscuro, el mismo gris se ve más claro.

Luminosidad

Por eso se puede explicar el hecho de que un campo gris mediano con contorno negro se perciba como gris claro, y con contorno blanco como gris oscuro, debido a la transformación directa de los estímulos percibidos: la claridad percibida surge de la relación de claridad del campo gris y la del entorno más inmediato. Es decir, se forma una impresión visual que se basa exclusivamente en las impresiones sensoriales recibidas del exterior, y no está influenciada por criterios propios de clasificación de la transformación mental.

Uniformidad en la luminancia

Uniformidad en la luminancia

La uniformidad en la luminancia de la pared se interpreta como propiedad de la iluminación, con ello se percibe la reflectancia de la pared de modo constante. El valor de grises de las superficies de los cuadros con remarcados contornos, en cambio, se interpreta como una propiedad de los materiales, aunque su luminancia es idéntica a la de la esquina del espacio.

Tridimensionalidad

Tridimensionalidad

La impresión espacial se determina por el postulado de la incidencia de la luz desde arriba.

Tridimensionalidad

Al girar la imagen cambian elevación y profundidad.

Tridimensionalidad

La forma tridimensional puede ser identificada con solo observar las sombras.

La distribución de luminancias puede producirse por la forma tridimensional del objeto iluminado; ejemplo de ello es la formación de sombras características sobre cuerpos tridimensionales, como el cubo, el cilindro o la esfera.

Estructura de pared

Estructura de pared

En una pared no estructurada las curvas luminosas se convierten en figuras dominantes.

Estructura de pared

En una pared estructurada, en cambio, estas curvas de luz se interpretan como fondo y no se perciben.

Estructura de pared

Conos luminosos que no transcurren en concordancia con la estructura arquitectónica del espacio se perciben como molestas.

Estructura de pared

La distribución de luminancias irregulares puede conducir a situaciones confusas y poco claras de la iluminación. Esto ocurre por ejemplo si se reproducen sobre paredes conos luminosos irregulares y sin referencia hacia la arquitectura. En este caso se guía la atención del observador a un ejemplo de luminancia que ni se puede explicar por las propiedades de la pared, ni proporciona un sentido como peculiaridad de la iluminación. Los recorridos de luminancias, por lo tanto, y en especial si son irregulares, siempre deben ser interpretables a través de una referencia hacia la arquitectura del entorno.

Conos luminosos

Conos luminosos

Conos luminosos

Según su posición, un cono luminoso se percibe como fondo o como figura molesta. Los conos luminosos que no hacen referencia con la geometría de la superficie del cuadro son percibidos como diseños interferentes, molestos.

Percepción de colores

Percepción de colores Percepción de colores

Percepción de colores Percepción de colores

Similar a como ocurre en la percepción de luminosidades, ésta también depende de los colores del entorno y del tipo de iluminación. La conveniencia de interpretación de impresiones cromáticas resulta aquí sobre todo de la repercusión del continuo cambio de los colores de luz del entorno. De este modo, se percibe como constante un mismo color tanto bajo la luz azulada del cielo cubierto como bajo la luz solar directa más cálida: Fotografías en color hechas bajo las mismas condiciones muestran claramente, en cambio, los esperados matices de color de cada tipo de iluminación.

Perspectiva

Perspectiva

En este caso la interpretación en perspectiva lleva a una ilusión óptica. La línea vertical posterior parece más larga que la de delante, por la interpretación en perspectiva del dibujo, aunque su longitud es idéntica.

La evaluación errónea de líneas de la misma longitud muestra que el tamaño de un objeto percibido no sólo reside en el tamaño de la imagen retiniana, sino que, además, se tiene en cuenta la distancia entre el observador y el objeto. A la inversa, en cambio, se utilizan objetos de tamaños conocidos para apreciar las distancias o reconocer el tamaño de objetos cercanos. En el área de la experiencia cotidiana este mecanismo resulta suficiente para percibir con seguridad los objetos y su tamaño. De este modo, no se percibe una persona a lo lejos como un enano, ni una casa en el horizonte como una caja. Sólo en situaciones extremas falla la percepción; los objetos visualizados en la Tierra desde un avión parecen diminutos, pero con distancias aún mayores, como por ejemplo la Luna, se obtiene finalmente una imagen completamente inexacta.

Tamaño

Tamaño

Constancia de la percepción de tamaños. Con la interpretación en perspectiva de la imagen se percibe - a pesar de las imágenes retinianas de distintas medidas - un tamaño uniforme de las luminarias.

En la percepción de tamaños existen también mecanismos para el equilibrio de la deformación en perspectiva de objetos. Son los encargados de que los cambiantes trapezoides y elipses de la imagen retiniana en atención al ángulo bajo el cual se observa el objeto se puedan percibir como apariciones espaciales de objetos constantes, rectangulares o redondos.