Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Percepción de formas

Identificación de patrones espaciales y luminosos

Antes de poder asignar a un objeto las propiedades, primero hay que reconocerlo, es decir, distinguirlo de su entorno. El proceso interpretativo está sujeto a determinadas reglas; a base de las cuales se dejan formular leyes según las cuales se resumen determinadas disposiciones en figuras, en objetos de percepción. Estas reglas o leyes de configuración también son de un interés práctico para el luminotécnico. Cada instalación de iluminación se compone de una disposición de luminarias, sea en el techo, sea en las paredes o en el espacio. Esta disposición, por el contrario, no se percibe directamente, sino que se organiza según las reglas de la percepción de formas en figuras. La arquitectura del entorno y los efectos luminosos de las luminarias proporcionan otras imágenes que se incluyen en la percepción.

Forma acabada

Forma acabada

Un primer y esencial principio de la percepción de formas es la tendencia a interpretar formas acabadas como figura.

Proximidad

Proximidad

Las luminarias se agrupan en parejas.

Proximidad

Cuatro puntos se agrupan en un cuadrado,

Proximidad

a partir de ocho puntos se forma un círculo.

Elementos dispuestos muy cerca el uno del otro se resumen por la ley de la proximidad, y forman una sola figura. Éste es el caso del ejemplo adjunto: primero se percibe un círculo y luego una disposición circular de puntos. La organización de los puntos es tan fuerte, que las líneas de unión pensadas entre los distintos puntos no transcurren en línea recta, sino sobre la línea circular; no se forma ningún polígono, sino un círculo perfecto.

Lado interior

Lado interior

En el caso curvas abiertas, la figura se forma por el lado interior de la línea.

Las estructuras que no están completamente acabadas pueden percibirse como figura. Una forma acabada se encuentra siempre por el lado interior de la línea que la limita; el efecto de la línea que da la forma, por tanto, sólo se produce en una dirección. Este lado interior es casi siempre idéntico al lado cóncavo, que abarca una limitación. Esto provoca que también aparezca un efecto de formas con curvas abiertas o ángulos que hacen visible una figura por el lado interior de la línea, es decir, parcialmente acabada. Si de este modo se da una interpretación plausible del patrón inicial, el efecto del lado interior puede ser muy fuerte.

Simetría

Simetría

Por la adición de dos luminarias cuadradas a los Downlights redondos, esta disposición se convierte en dos grupos de cinco, según la ley de configuración de la simetría.

En el caso de la simetría, se transforma la disposición sencilla, lógica, en el criterio de percibir una forma como figura, mientras las estructuras más complejas del mismo patrón desaparecen para la percepción en el fondo aparentemente continuo.

Formas de anchura regular

Formas de anchura regular

Por más que no haya una simetría estricta, la figura se puede reconocer claramente.

Un efecto similar sale de las formas paralelas, de anchura regular. Aquí no se dispone, desde luego, de una simetría estricta, pero también se puede reconocer un principio de organización igual de claro, que conduce a una percepción preferenciada como figura. Dos líneas paralelas muestran un comportamiento igual.

Línea continua

Línea continua

Ley de configuración de las líneas continuas. La disposición se interpreta como cruce de dos líneas.

Una ley de configuración fundamental es aquí el percibir líneas preferentemente como curvas continuas o rectas uniformes, o sea, evitando acodamientos y ramificaciones. La tendencia a percibir líneas continuas es tan fuerte que puede tener influencia en toda la interpretación de una imagen.

Buena configuración

Buena configuración

Por la ley de la buena configuración, la disposición de los Downlights se interpreta como dos líneas.

Buena configuración

La disposición se interpreta como dos rectángulos superpuestos.

En el área de las formas de superficie, la ley de la continuidad corresponde a la ley de la buena configuración. Las formas se organizan de tal modo que en lo posible proporcionan figuras sencillas, ordenadas.

Homogeneidad

Homogeneidad

Luminarias homogéneas se coordinan en grupos.

Además de la disposición espacial, para la unión en grupos también es responsable la composición de las propias formas. Así, las formas aquí presentadas como ejemplos no se organizan según su proximidad o una posible simetría de ejes, sino que se han unido en grupos de formas iguales. Este principio de la homogeneidad también resulta efectivo cuando las formas de un grupo no son idénticas, sino sólo parecidas.