Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Arquitectura y Escenario

En las exposiciones, a menudo se aplican tanto aspectos arquitectónicos como elementos escenográficos. A modo de ejemplo, el vestíbulo de una empresa sirve como entrada representativa y al mismo tiempo como superficie para objetos expuestos. Unos cilindros textiles suspendidos de la estructura portante enfatizan las tarimas como islas. La iluminación arquitectónica clásica con luz diurna e iluminación general se opone a la concepción dramática de la iluminación de un escenario. La luz natural penetra en el espacio a través del techo de cristal. Las luminarias para el bañado de paredes, la acentuación y la proyección están ubicadas en la estructura portante del techo y en las suspensiones de los cilindros textiles.

Arquitectura y Escenario

Arquitectura con luz diurna

La luz diurna otorga al vestíbulo la iluminación básica. El bañado de paredes adicional crea amplitud visual. En virtud de la distribución uniforme de la luminosidad en las paredes y el suelo, la sala transmite una sensación clara y neutra. A fin de dotar a los objetos sobre los pedestales de una mayor atención y un mejor modelado, se crea una discreta acentuación mediante la luz dirigida y de haz estrecho de los proyectores.

Arquitectura y Escenario

Acentuación de la exposición

La concentración de la iluminación sobre las islas con los objetos expuestos sitúa en un segundo plano la importancia del espacio. La luz sobre los cilindros textiles, que incrementa la translucidez del tejido mediante luz tenue procedente de proyectores, dirige la mirada hacia la exposición. La franja de luz en la escalera conduce al visitante a la zona posterior, de forma análoga a una alfombra desplegada. El suave resplandor en el fondo sugiere que el espacio se prolonga en profundidad.

Arquitectura y Escenario

Acentuación del espacio

La iluminación exclusiva de las paredes centra la atención en el espacio y las superficies que lo engloban. Los objetos expuestos retroceden visualmente en la oscuridad y adquieren una importancia subordinada. En virtud de las paredes posteriores claras, pueden identificarse como silueta los contornos de los objetos. Sin embargo, no se aprecian detalles de las formas.

Arquitectura y Escenario

Escenario: Objetos expuestos

Por la noche, el vestíbulo se transforma en un escenario negro, cuyos límites espaciales se difuminan casi completamente en la oscuridad. Únicamente los objetos expuestos se hallan bajo el foco escénico. El cono luminoso estrecho dibuja claramente las formas y genera puntos de brillantez sobre las superficies resplandecientes. El resplandor al final de la pared lateral confiere profundidad espacial a la escenificación.

Arquitectura y Escenario

Escenario: Blanco

Con la acentuación de los cilindros textiles, la escenificación contrastada mediante luz blanca integra la altura íntegra del espacio. En comparación con la iluminación exclusiva de las tarimas, la cual se dirige únicamente sobre la superficie del suelo, este concepto de iluminación abarca más espacio. La iluminación de la escalera y del espacio posterior crea mediante luz una continuidad a lo largo de la profundidad del espacio.

Arquitectura y Escenario

Escenario: De color

La escenificación luminosa en color se limita a las superficies del entorno, a fin de no perjudicar a la reproducción cromática de los objetos expuestos. La suave transición cromática en la pared derecha refuerza la sensación de perspectiva.

Arquitectura y Escenario

Efectos luminosos

Mediante la proyección de patrones luminosos se dota a la exposición de una narración propia. Las líneas circulares capturan el lenguaje formal de los cilindros y crean un juego de olas. Los patrones luminosos, los cuales también pueden ser móviles, atraen la atención hacia los efectos luminosos y generan una luz para contemplar. Ante el predominio de las figuras luminosas contrastadas, tanto los objetos expuestos como el espacio retroceden a un segundo plano y apenas resultan perceptibles.