Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Blanco y de color

La utilización de distintas temperaturas cromáticas o de luz de color favorece la diferenciación espacial o la acentuación de objetos respectivamente. Mediante la superposición de un color propio con un color de luz idéntico se puede conseguir un efecto cromático más intenso. Las escenificaciones con una atmósfera dramática trabajan con colores saturados y contrastes cromáticos intensos. Las variantes en la temperatura cromática se obtienen principalmente mediante la selección de lámparas que van desde el blanco cálido hasta el blanco luz diurna. La luz de color resulta de luminarias de mezcla de colores RGB o del uso de filtros de color.

Blanco y de color

Diferenciación mediante contraste de luminosidad

En el diseño utilizando exclusivamente luz blanca, los contrastes se crean mediante la diferenciación de la luminosidad. En la planificación con lámparas incandescentes, gracias a la regulación se logra además un ligero desplazamiento de la temperatura cromática hacia lo rojizo. La luz blanca proporciona una base neutra para la iluminación y, si se utilizan las fuentes de luz adecuadas, permite una excelente reproducción cromática. En el punto focal de la percepción se halla el modelado con luz y sombra.

Blanco y de color

Diferenciación mediante temperatura cromática

Mediante el espectro de las temperaturas cromáticas resulta posible desarrollar una sutil diferenciación en el espacio. El color frío de la luz potencia la perspectiva y transmite una sensación espacial amplia para los objetos acentuados en tono blanco cálido. El contraste puede lograrse mediante la elección de la lámpara o mediante filtros de color.

Blanco y de color

Diferenciación mediante acentuación cromática

Un acento de color ayuda a acentuar objetos individuales ante un fondo iluminado en color blanco neutro. Cuanto más saturado esté el color de luz, tanto más marcado será el contraste creado. Mediante la iluminación en color puede transmitirse al mismo tiempo la sensación de que el propio objeto es de color. Los filtros de color permiten crear o modificar de forma flexible un color de luz.

Blanco y de color

Color del cuerpo y luz blanca

Mientras que la iluminación blanca puede realzar el color del material gracias a una buena reproducción cromática, la iluminación en color incrementa el efecto o lo enfatiza.

Blanco y de color

Color del cuerpo y luz de color

Un material de color iluminado con luz del mismo color refuerza la impresión cromática. En virtud de la reflexión en la superficie, la luz difusa de color confiere al espacio en su conjunto una mayor intensidad cromática.

Blanco y de color

Atmósfera mediante el color: escena 1

La luz de color permite alterar la apariencia de los objetos blancos y transformar el concepto cromático neutro de un espacio en un mundo cromático intenso. Las luminarias con colores de luz variables pueden integrarse en una escenografía con una composición cromática cambiante. Los colores saturados crean un efecto intenso gracias a los contrastes cromáticos clásicos. El foco de la percepción no se concentra tanto en el modelado con luz y sombra como en el juego de los colores y de la atmósfera.

Blanco y de color

Atmósfera mediante el color: escena 2

La luz de color permite alterar la apariencia de los objetos blancos y transformar el concepto cromático neutro de un espacio en un mundo cromático intenso. Las luminarias con colores de luz variables pueden integrarse en una escenografía con una composición cromática cambiante. Los colores saturados crean un efecto intenso gracias a los contrastes cromáticos clásicos. El foco de la percepción no se concentra tanto en el modelado con luz y sombra como en el juego de los colores y de la atmósfera.