Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Gastos de iluminación

Costes de inversión y operativos de instalaciones de iluminación

Gastos de iluminación

Gastos de iluminación

Gastos de iluminación

Gastos de iluminación

En cuanto a los gastos de una instalación de iluminación hay que diferenciar entre gastos fijos y gastos variables. Los gastos fijos son independientes del período de funcionamiento de la instalación de iluminación. Estos comprenden los gastos anuales en concepto de luminarias, su instalación y su limpieza. Los gastos variables, en cambio, dependen del período de funcionamiento. Éstos comprenden los gastos en concepto de corriente eléctrica, así como los gastos de material y por mano de obra para el cambio de las lámparas. Sobre la base de estos valores es posible determinar varias características de una instalación de iluminación. De especial interés son, en tal sentido, los gastos anuales que la instalación de iluminación origina. Igualmente es frecuente el que durante la planificación se realice una comparación de rentabilidad entre los diferentes tipos de lámparas, cuyo cálculo puede ser efectuado igualmente como gastos anuales, pero igualmente como gastos para la generación de una cierta cantidad de luz que se define como flujo luminoso por unidad de tiempo. Tanto en la creación nueva como también, y ante todo en estas circunstancias, en el saneamiento de instalaciones de iluminación, desempeña un papel adicional el cálculo del tiempo "pay back", o sea del período de tiempo dentro del cual los gastos operativos economizados compensan los gastos de inversión en la instalación nueva.