Tienda de delicatessen Ölmühle an der Havel, Berlín
Reportaje

Ölmühle an der Havel, Berlín

La fábrica Ölmühle an der Havel ha inaugurado recientemente un nuevo establecimiento en el barrio berlinés de Kreuzberg. La empresa familiar, especializada en la producción de aceites de mesa de alta calidad, apuesta por la calidad natural. Bajo la luz precisa de los proyectores Optec de ERCO, los matices cromáticos de los aceites transparentes despliegan todo su efecto.

«Las cosas especiales requieren una escenificación especial», afirma Frank Besinger, quien hace tres años fundó la fábrica Ölmühle junto con su esposa Sabine Stempfhuber. Los nuevos locales de producción y venta de la fábrica se ubican en el entresuelo de un edificio originario de mediados del siglo XIX, situado en la calle Bergmannstraße. Transmiten una impresión de luminosidad y amplitud, y al mismo tiempo irradian serenidad y recogimiento. Al entrar, la mirada se dirige inmediatamente a las botellas, los vasos y los frascos primorosamente alineados y elegantemente etiquetados que ocupan las estanterías altas a lo largo de las paredes. Un sutil aroma de flores y hierbas flota en el ambiente. Junto a los aceites de mesa, el surtido se completa con tés y especias selectos.

Aceites recién prensados in situ
«Somos productores, no solo comerciantes», remarca Besinger. «Prensamos todos nuestros aceites en nuestras instalaciones, de forma respetuosa y manteniendo la frescura del producto». Para ello se utilizan materias primas regionales, principalmente en calidad orgánica. Los sábados se prensa en el local de venta, y todos pueden observar el proceso. «Nuestros productos son verdaderamente naturales, sin aditivos ocultos», explica orgulloso Besinger. El diseñador de comunicación Fabian Lefelmann adoptó este concepto. Dado que previamente ya había diseñado y plasmado la imagen de la marca, los propietarios de la Ölmühle le confiaron también el diseño de las nuevas instalaciones.

Luz brillante para acentuar la calidad
Para los propietarios era importante desarrollar un concepto de diseño que enfatizara la calidad y la naturalidad de los productos. Durante la fase de planificación se puso rápidamente de manifiesto que la luz desempeñaría un papel clave: por un lado debía garantizar una iluminación equilibrada de los locales de venta, y por otra parte debía escenificar los productos de forma auténtica. Lefelmann se decidió por aproximadamente 30 proyectores Optec de ERCO, que permiten una aplicación versátil gracias a las lentes sustituibles. Mientras que los proyectores libres de deslumbramiento iluminan de modo uniforme las superficies de venta y las zonas de presentación de productos con las distribuciones luminosas wide flood y flood, introducen a su vez acentos precisos y nítidamente delimitados en las variantes oval flood y spot. De este modo se realzan disposiciones concretas en las estanterías o en las islas de venta, y los productos propiamente dichos se presentan con un carácter plástico gracias a la elevada brillantez de la luz LED.

Elegancia sobria para espacios reducidos
Las instalaciones de venta de la aceitera Ölmühle están limitadas en cuanto a su extensión, y el edificio de mediados del siglo XIX deja escaso margen de maniobra para instalaciones técnicas. Así pues, el diseño compacto y la elevada flexibilidad de las luminarias LED constituyeron argumentos adicionales para la decisión en favor de ERCO. Las luminarias decorativas de la empresa tradicional Bolichwerke introducen un contrapunto a los proyectores. En combinación con las estanterías de madera barnizadas y el suelo de carácter rústico, completan el contraste entre la elegancia moderna y el estilo tradicional que preside todo el concepto de diseño de los espacios.

Hacer resplandecer los colores de la naturaleza
La luz y el color establecen un estrecho vínculo en el concepto de diseño de la fábrica Ölmühle: el gris cálido de las estanterías de madera y el gris rojizo del suelo establecen un ligero contraste con el blanco y el gris fríos de las paredes. La discreta gama de colores se prolonga en los envases y los recipientes, y crea una estética global armoniosa y serena. Gracias al diseño sobrio del espacio y a la iluminación equilibrada, adquieren protagonismo los sutiles matices cromáticos de los productos. La luz de color blanco cálido de los proyectores Optec los hace resplandecer, y la excelente reproducción cromática de los LEDs se manifiesta en todo su esplendor. «La luz es energía para los colores», sentencia Besinger. Así, el amarillo de las flores de manzanilla refulge junto al azul de los acianos y se distingue del rojo anaranjado del chile molido. Del mismo modo brillan los colores de los aceites en toda su naturalidad, desde el amarillo claro hasta el amarillo dorado, pasando por el verde. «No sería posible lograr este efecto con otra iluminación», añade Besinger. «La luz es perfecta a cualquier hora del día».

ERCO Newsletter - Proyectos inspiradores, novedades de productos, avances en luminotecnia

Suscribirse al boletín informativo
Sus datos se tratarán con estricta confidencialidad. Para más información, visite Declaración de protección de datos
El Lichtbericht digital le informa de forma actual, regular y cómoda por correo electrónico sobre las noticias del universo ERCO. Le mantenemos al corriente acerca de eventos, premios, avances en la luminotecnia, artículos sobre proyectos y nuevos productos, así como mediante reportajes de los sectores de la luminotecnia y la arquitectura. La suscripción es gratuita y puede cancelarse en cualquier momento.