Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Actualice su navegador.

Su navegador no soporta los estándares web actuales. Por consiguiente, pueden producirse errores y acciones inesperadas en la página web. Para utilizar esta página web sin ningún impedimento, le recomendamos actualizar el navegador.

Museo de Historia de Hamburgo

Estructurar la información mediante la luz de ERCO: «No hay cerveza sin el Alster» en el Museo de Historia de Hamburgo

El tradicional museo de Hamburgo dedicado a la historia de la ciudad celebra, con una exposición especial, la cultura cervecera del norte de Alemania. Los diseñadores de la exposición han logrado escenificar de manera sorprendente, entretenida y clara los múltiples objetos expuestos relacionados con este original tema histórico-cultural, mediante un sistema de orientación formado por llamativos gráficos y la precisa luz de acento de ERCO.

Con ocasión del 500 aniversario de la Ley de Pureza alemana, la exposición «No hay cerveza sin el Alster» tematiza la cultura cervecera, especialmente en el norte de Alemania. En tan solo 620m cuadrados, la muestra abarca el periodo desde la cultura cervecera en el antiguo Egipto, pasando por la Edad Media hasta la actualidad, con unos 400 objetos expuestos heterogéneos. El protagonismo recae en objetos del norte de Alemania: por ejemplo, una caldera cervecera original del siglo XVIII, representaciones botánicas de lúpulo y grano, valiosos bodegones del siglo XVII, vasos históricos, carteles publicitarios y posavasos del siglo XX, así como productos de prestigiosos cerveceros artesanales actuales.

Sistema de orientación mediante gráficos y luz
El principal reto para el diseño de la exposición radicaba en organizar en poco espacio toda esta diversidad en cuanto a contenidos y formatos. A fin de estructurar claramente los resultados y guiar a los visitantes por la exposición, los diseñadores de la exposición Volker von Baczko y Oliver Thomas, fundadores del estudio de diseño hamburgués IIID brand communication, han desarrollado un atractivo sistema de orientación formado por solo dos elementos de diseño: Por un lado, unas llamativas líneas amarillas a lo largo del suelo y ascendiendo por las paredes conducen hasta los textos de la exposición. Por otro lado, estas «rutas cerveceras» estructuran once áreas temáticas organizadas cronológicamente en torno al proceso de elaboración de la cerveza y la cultura cervecera: por ejemplo, «Barriles y fabricantes de barriles», «Tabernas y cervecerías» o «La fábrica de cerveza de la Liga Hanseática». El segundo elemento de diseño esencial es la iluminación de acento contrastada empleando una sola familia de luminarias, los proyectores compactos Light Board de ERCO. Se crea orientación en el espacio sin utilizar iluminación básica, con tan solo diversos acentos luminosos precisos sin luz dispersa. La luz guía a los visitantes y jerarquiza los objetos expuestos.

¿Cómo guían la luz y los gráficos a través de una exposición histórico-cultural densamente poblada? Los creadores de la exposición especial «No hay cerveza sin el Alster» en el Museo de Hamburgo explican aquí el concepto comisarial y creativo.

Estructura mediante seis distribuciones luminosas

Utilizando el juego casi completo de lentes Spherolit de ERCO – desde la distribución luminosa narrow spot hasta wallwash, pasando por spot, flood y oval flood – se escenifican individualmente objetos expuestos y conjuntos de objetos: mientras los haces de luz intensivos narrow spot escenifican con precisión dibujos históricos de filigrana en la pared oscura, la distribución luminosa extensiva flood ofrece el escenario perfecto para un vehículo histórico de suministro de cerveza de color rojo vivo. La distribución luminosa spot proporciona una iluminación uniforme de los textos de la exposición y obras de arte de gran tamaño. A su vez, los proyectores con distribución luminosa oval enfatizan de modo eficiente las líneas de guía amarillas, una especie de tuberías de cerveza abstractas. En las paredes de la entrada, la distribución oval flood enmarca mediante haces de luz lineales las citas de gran formato. La alternancia de distintas distribuciones luminosas en la pared genera un ritmo visual que dirige a los visitantes a lo largo de las paredes.

Y para que también la zona trasera de la exposición atraiga la atención, la pared al final de la sala está bañada uniformemente con bañadores de pared. Aquí se pone de manifiesto una vez más el efecto que las superficies iluminadas verticalmente ejercen sobre la percepción humana: «La pared trasera bañada uniformemente indica la dirección, al atraer inexorablemente a los visitantes hacia la zona posterior del espacio», explica Volker von Baczko, Corporate Architect de IIID brand communication.

Atendiendo a las leyes de la psicología de la percepción, el espacio se escalona mediante luz, mientras que la información se estructura y jerarquiza visualmente mediante diversos niveles de iluminación. «El concepto de iluminación orientado a la percepción es un elemento clave del diseño de la exposición», señala Oliver Thomas. «Durante el desarrollo de esta exposición nos dimos cuenta de que los proyectores con sus lentes sustituibles son herramientas prácticas que permiten estructurar de forma flexible los espacios y que pueden ajustarse incluso durante el montaje».

Museo de Historia de Hamburgo
Museo de Historia de Hamburgo
Museo de Historia de Hamburgo
Museo de Historia de Hamburgo
Museo de Historia de Hamburgo

Los cubos temáticos: vislumbrar con un alto grado de confort visual

Los cubos de exposición negros de altura hasta el techo estructuran y multiplican la superficie de exposición. Sus paredes negras serenan el espacio y posibilitan la concentración en los objetos, las formas y los materiales heterogéneos. Las pequeñas aberturas para vislumbrar y las tiras de gasa semitransparentes en los cubos, que suscitan la curiosidad sobre los temas que albergan, contribuyen al descubrimiento intuitivo de las interrelaciones. Los acentos luminosos, bien apantallados y dirigidos sin luz dispersa hacia el respectivo objeto expuesto, realzan aspectos importantes y sitúan en un segundo plano los objetos menos relevantes. Además, la iluminación diferenciada intensifica la sensación de profundidad espacial.

La entrada: despertar la curiosidad

En el pasillo situado ante la entrada de la exposición, citas en gran formato en las paredes ribetean una vitrina alargada que alberga objetos históricos relacionados con la elaboración de cerveza en la antigüedad, tales como la lápida de un cervecero romano y la planta de una cervecería monacal. Realzados en la pared de color gris oscuro mediante iluminación de acento, los textos realzados por haces de luz lineales exactamente horizontales guían a los visitantes al interior del espacio de exposición. Este prólogo escenográfico consigue así, pese a que la entrada está oculta tras dos pesadas puertas contra incendios, llamar la atención sobre el original tema de la exposición. «Hoy en día ya no funciona la simple alineación de objetos expuestos uno tras otro», constata el comisario Dr. Ralf Wiechmann. «Una escenografía de exposición moderna debe despertar la curiosidad de los visitantes, ofrecer sorpresas, dejar cosas por descubrir».

El comisario Dr. Ralf Wiechmann explica, con ayuda de una maqueta especialmente construida para el Museo de Historia de Hamburgo, los procesos del abastecimiento de agua medieval en lo que actualmente es el centro de la ciudad hanseática, así como la importancia del agua del Alster para la calidad de la cerveza.

La calidad de la luz es determinante para cada objeto: por ejemplo, mediante una ventana panorámica acristalada e iluminación lineal, un cubo situado en el centro de la sala de exposición invita a quedarse. Aquí puede admirarse la extensa maqueta del sistema de abastecimiento de agua histórico de Hamburgo, la denominada «Wasserkunst», cuyos detalles primorosamente reproducidos son realzados con plasticidad por la luz LED que proporciona un modelado preciso. «La maqueta forma parte de nuestra exposición permanente desde los años 90, pero gracias a la luz precisa es en esta exposición especial donde realmente despliega todo su esplendor», señala satisfecho el Dr. Wiechmann. Gracias al buen apantallamiento, apenas puede discernirse la fuente de luz, dos proyectores con distribución luminosa lineal en el techo sobre el cubo abierto.

El Dr. Ralf Wiechmann, comisario de la exposición «No hay cerveza sin el Alster», presenta aquí una pieza destacada de la exposición: el cuadro al óleo «Bodegón con cerveza y pan» fue pintado por el artista hamburgués Georg Hinz (1630-1688) en el año 1665.

Luz óptima para objetos valiosos

El Dr. Ralf Wiechmann presenta con orgullo la pieza más valiosa de la exposición: el bodegón de estilo vanitas del artista hamburgués Georg Hinz del año 1665, un préstamo del museo Kunsthalle de Hamburgo, muestra un vaso de cerveza junto a un pedazo de pan empezado. El dorado zumo de cebada burbujea como recién servido de la espita, aunque la espuma blanca ya está empezando a deshacerse: una alusión al carácter efímero de la existencia terrenal.
Pese al nivel de iluminación bajo en términos generales, también los objetos valiosos como este se escenifican de forma brillante y con una reproducción cromática excelente. «La luz permite apreciar todos los detalles del cuadro que poseen significado simbólico», explica Wiechmann, «y al mismo tiempo satisfacen los requisitos de conservación».
La luz de las herramientas de iluminación de ERCO, básicamente exenta de radiación ultravioleta e infrarroja, permite minimizar la influencia dañina de los procesos fotoquímicos y termodinámicos que atacan a los materiales y las pinturas. A fin de lograr una iluminación respetuosa con los objetos y al mismo tiempo agradablemente cálida, los proyectistas escogieron los proyectores Light Board de 12W y luz de color blanco cálido. Los proyectores para gráficos especialmente sensibles a la luz, que no pueden exponerse a más de 50 lux, cuentan con una potencia instalada de tan solo 4W, para escenificar con precisión los valiosos objetos empleando la mínima luz de acento necesaria.

Según Wiechmann, la acogida ha sido sumamente positiva. Muchos visitantes se habrían quedado asombrados ante la gran cantidad de nuevos conocimientos sobre la cultura cervecera local. El gran interés público suscitado por la muestra especial demuestra que también instituciones culturales de pequeño tamaño y temas de exposición inusuales con medios sencillos y conceptos modernos son capaces de llamar la atención.

Esto también podría interesarle: